Saltar al contenido

Ciclo operativo

Si quieres conocer qué es el ciclo operativo que cumple cada empresa, así como su importancia y cuáles son cada una de sus etapas, a continuación encontrarás esta información. Quédate y descubre cuáles son las fases de este ciclo tan fundamental por el que toda empresa y/o fabrica debe pasar.

¿Qué es el ciclo operativo?

Como se acaba de indicar, el ciclo operativo es un ciclo que debe cumplir toda empresa o fabrica mientras realiza actividades económicas o está en funcionamiento. Dependiendo del tipo de empresa, esta pasará por unas fases del ciclo, o puede saltarse algunas etapas. De cualquier modo, toda empresa pasa por un ciclo operativo similar, aunque no de manera estricta, ya que se puede alterar el orden de este.

Importancia del ciclo operativo

El ciclo operativo permite que la empresa pueda realizar sus actividades. Gracias a este se garantiza su productividad y operatividad. Sin la presencia de este ciclo, el negocio podría entrar en un terrible estado de desorganización.

Etapas del ciclo operativo

Las etapas del ciclo operativo no siempre siguen el mismo orden. Algunas veces, las empresas pueden saltarse una de las fases y avanzar a la siguiente. Con el paso del tiempo, esta fase puede ser completada después y esto no necesariamente significa que la empresa ha entrado en caos.

De hecho, las empresas no deben cerrarse a seguir este ciclo únicamente. Para el éxito de esta se debe tener una visión amplia de todo lo que comprende el negocio e intentar mantener el flujo de la actividad comercial de la empresa. Asimismo, el control y la gestión de los activos es de gran importancia para emplearlos de forma productiva y eficaz.

Compra

El inicio del ciclo operativo inicia con la compra de un producto, o bien, de la materia prima para fabricar ese producto. Sin embargo, si no se cuenta con el capital suficiente, es posible que la empresa necesite de proveedores que le permitan iniciar el ciclo. Estos facilitan la obtención de los materiales necesarios o del producto en sí para iniciar el ciclo operativo.

En el caso de las fábricas, una vez logran adquirir la materia prima, pasan a una etapa de producción para elaborar el producto final que estará dirigido al consumidor o cliente.

Venta

Posteriormente, cuando la empresa ya tiene listo el producto, bien o servicio, puede proceder con la venta del mismo. En algunas ocasiones, es posible que la empresa deba acceder a un financiamiento, lo que quiere decir que no recibirá dinero inmediato por el producto o servicio que está ofreciendo. Cuando esto sucede, la empresa debe buscar la forma de obtener el dinero suficiente de otro modo para completar el ciclo.

Cobro

Una vez se concrete la venta (a un consumidor u otra empresa), es momento de cobrar los productos o servicios que se han ofrecido. De este modo, la empresa consigue recuperar su inversión y adquirir ganancias.

Pago

Finalmente, la empresa debe pagar por los productos o la materia prima que se les fueron facilitados al inicio del ciclo gracias a los proveedores. Al llegar a esta etapa, se reinicia el ciclo, continuando así la operatividad de la empresa.

Recordemos que cada una de estas etapas no necesariamente se debe completar en este orden. Además, dependiendo del tipo de empresa, es posible que se añadan o se eliminan ciertas fases. Sin embargo, todo negocio debe cumplir con la fase de compra y venta para movilizar su actividad económica.

Y de esta manera es como funciona una empresa o negocio. Claramente, hay muchos otros factores que pueden entrar en juego. Sin embargo, esta es una excelente forma de comprender y hacernos una idea general de cómo opera una empresa.