Saltar al contenido

Explicación de la película La Gran Apuesta

The Big Short (La Gran Apuesta) es una comedia dramática estadounidense de 2015 biográfica dirigida por Adam McKay y escrito por McKay y Charles Randolph, basada en el libro del 2010 The Big Short: Inside the Doomsday Machine por Michael Lewis sobre la crisis financiera de 2007-2008, que fue desencadenado por la burbuja inmobiliaria de los Estados Unidos. La película está protagonizada por Christian Bale,  Ryan Gosling, Steve Carell, Brad Pitt, Melissa Leo, Hamish Linklater, Jeremy Strong, John Magaro,  Finn Wittrock, Rafe Spall y Marisa Tomei.

Este film se destaca por las técnicas no convencionales que se emplean para explicar instrumentos financieros complejos . Entre otras, presenta apariciones especiales de Margot Robbie, Anthony Bourdain, Selena Gomez y Richard Thaler, que rompen la cuarta pared (técnica fourth wall) para explicar conceptos como las hipotecas subprime y las obligaciones de deuda colateralizadas como una meta-referencia. Varios otros actores se dirigen directamente a la audiencia de La gran apuesta, en su mayoría Gosling, que sirve como narrador. De esta manera el público pudo entender mejor la aburrida jerga económica y en cierta forma instruyó a la audiencia de una forma didáctica acerca de los turbios mundos de los mercados hipotecarios.

La gran apuesta

La película la gran apuesta fue un éxito financiero y obtuvo excelentes críticas, recaudó $ 133 millones contra un presupuesto de $ 50 millones. Ganó el Premio de la Academia al Mejor Guión Adaptado, además de las nominaciones a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor de Reparto (Bale) y Mejor Edición de Película.

El film consiste en tres historias separadas pero concurrentes, conectadas libremente por sus acciones en los años previos al colapso del mercado inmobiliario de 2007.

Michael Burry: La gran apuesta

En 2005, el excéntrico gerente de fondos de coberturas Michael Burry  descubre que el mercado de la vivienda de los Estados Unidos  es extremadamente inestable, que se basa en préstamos de alto riesgo a personas que no podrán pagar sus casas pero eso nadie lo sabía porque no había un control estricto. Anticipando el colapso del mercado en el segundo trimestre de 2007, cuando las tasas de interés aumenten a partir de las hipotecas de tasa ajustable, propone crear un mercado de permutas de incumplimiento crediticio, lo que le permite apostar contra los valores respaldados por hipotecas basados ​​en el mercado, con fines de lucro. O sea, especulación pura y acertada.

Su apuesta a largo plazo (La gran apuesta), que supera los mil millones de dólares, es aceptada por grandes bancos comerciales y de inversión, pero como requiere pagar primas mensuales sustanciales, despierta la infelicidad de sus clientes, que creen que Burry está “derrochando” capital, y muchos demandan reversar y vender. Burry se niega; bajo esta presión, eventualmente restringe los retiros de capital, lo que enfurece a los inversores. Entonces, el mercado colapsa y el valor de su fondo aumenta en un 489% con un beneficio general de más de $ 2,69 mil millones. Luego de esto los inversores dejaron de pensar que Burry era un “burro”.

Jared Vennett

El vendedor de Deutsche Bank, Jared Vennett, es uno de los primeros en comprender el análisis de Burry, al enterarse por casualidad por uno de los banqueros que vendieron a Burry de un canje de incumplimiento crediticio anticipado. Utilizando su cuantificación para verificar que Burry está probablemente en lo correcto, decide ingresar, para aplicar la misma estrategia de Burry apostando a que el sector para que trabaja quiebre. Una llamada perdida alerta al gerente de fondos de cobertura de Front Point, Mark Baum, convencido de comprar fondos de Vennett debido a su desagrado personal con los bancos.

El personal de Baum investiga el mercado de Miami y descubre que los corredores de hipotecas se benefician vendiendo hipotecas riesgosas a los bancos de Wall Street, lo que crea la burbuja de La gran apuesta. A principios de 2007, a medida que estos préstamos comienzan a caer en mora, los precios dela  CDO (Obligación de Deuda Garantizada, unas siglas que verás mucho en la película y que deberás entender muy bien para seguir la secuencia) suben de alguna manera y las agencias de calificación se niegan a rebajar la calificación de los bonos. Baum descubre conflictos de intereses y deshonestidad entre las agencias de calificación crediticia de un conocido de Standard & Poor’s. Los empleados de Baum cuestionan los motivos de Vennett, pero él mantiene su posición e invita a Baum y compañía al American Securitization Forum en Las Vegas. Entrevistado por Baum, el gerente de CDO, Wing Chau, en nombre de un banco de inversión, describe cómo las CDO sintéticas crean cadenas de apuestas cada vez más grandes sobre préstamos defectuosos, hasta 20 veces más dinero que los propios préstamos. Baum se da cuenta horrorizado de que el fraude colapsará por completo la economía global. Compra tanto como sea posible, se beneficia a costa de los bancos y espera hasta el último minuto para vender. El fondo de Baum alcanza $ 1 mil millones, y lamenta que los bancos no acepten la culpa de la crisis.

Brownfield Capital

Los jóvenes inversores Charlie Geller y Jamie Shipley descubren accidentalmente una carpeta de Vennett, y se convencen de invertir en los fondos, ya que se ajusta a su estrategia de comprar un seguro barato con grandes pagos potenciales. Ellos solicitan la ayuda del comerciante de valores retirado Ben Rickert. Cuando los valores de los bonos y las CDO (Obligación de Deuda Garantizada) aumentan a pesar de los incumplimientos, Geller sospecha que los bancos están cometiendo fraude. El trío también visita el Foro, y se enteran de que la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU.no tiene regulaciones para monitorear la actividad de seguridad respaldada por hipotecas. Con éxito obtienen aún más ganancias que otros fondos de cobertura al acortar los valores hipotecarios de mayor calificación, ya que eran altamente estables y los bancos estaban dispuestos a venderlos a un precio extremadamente bajo.

Geller y Shipley están inicialmente extasiados, pero Rickert está disgustado, citando el inminente colapso y sus efectos; cuando el desempleo sube un 1%, 40,000 personas morirán. Es un asunto de ética. Además, se dan cuenta de que los bancos y la agencia de calificación están manteniendo el valor de sus CDO para vender y acortarlos antes del inevitable colapso. Horrorizados, tratan de avisar a la prensa y a sus familias sobre el próximo desastre y el fraude desenfrenado, pero nadie les cree. Cuando el mercado comienza a colapsar, Ben, de vacaciones en Inglaterra, vende sus fondos. En última instancia, obtienen un beneficio de $ 80 millones.

Epílogo de la pelicula La Gran Apuesta

Jared Vennett gana $ 47 millones vendiendo. Mark Baum se volvió más amable tras las consecuencias financieras, y su personal continúa operando su fondo. Charlie Geller y Jamie Shipley se separaron después de no demandar a las agencias calificadoras, Charlie se muda a Charlotte para formar una familia y Jamie todavía administra el fondo. Ben Rickert regresó a su retiro pacífico. Michael Burry cierra su fondo después de una reacción negativa pública y múltiples auditorías del IRS, ahora solo está invirtiendo en productos básicos relacionados a la industria del agua. Se observa que a partir de 2015, los bancos están vendiendo CDO nuevamente bajo una nueva etiqueta: “bespoke tranche opportunity“.

Esta película requiere cierto esfuerzo para entenderla pero gran parte de su éxito se debió a que en la primera parte de la misma se hace un gran esfuerzo para introducir al espectador al mundo de las finanzas de una forma sencilla y pedagógica. Es una película interesante y entretenida basada en hechos 100% reales que desnuda la codicia imperante del sistema capitalista estadounidense.